4 razones para no desconsiderar un empleo en otra ciudad

0

Cambios en el ambiente de trabajo, tales como cambios en la gerencia, en el equipo o en las estrategias, pueden tener un gran impacto en la vida de un profesional. Por el apego que tenemos a situaciones que ya conocemos, enfrentar algo nuevo puede dejarnos inseguros. Es ahí que emergen las inseguridades a la hora de aceptar una propuesta de empleo en otra ciudad.

La idea de mudarse de ciudad por una oportunidad de empleo puede acabar siendo descartada sin mucha reflexión. Sin embargo, a pesar de nuestra resistencia natural a las novedades, un cambio de ciudad, de estado, de provincia o inclusive de país puede traer grandes beneficios para la vida personal y profesional.

Por eso, preparamos una lista con 4 razones por las que no deberías desconsiderar una propuesta de empleo que requiera un cambio de ciudad.

1. ¡El mundo se amplía!

Abandonar tu ciudad es, sin duda, un cambio complicado. Ahora bien, tan grande como ese paso será la cantidad de nuevas experiencias que se abrirán para ti. Vas a renovar tu rutina, crear nuevos hábitos, ir a nuevos restaurantes, descubrir la ciudad, paseos diferentes y, principalmente, ¡personas nuevas!

Cambiar de ciudad es, sobre todo, una oportunidad de abandonar tu zona de confort y progresar como persona. En un ambiente totalmente nuevo, es inevitable que pasemos por un proceso de aprendizaje intenso que va a contribuir con que maduremos en muchas áreas de la vida.

2. Tu currículum va a tener destaque

De un tiempo para acá, las empresas están prestando especial atención a los espíritus aventureros del mercado de trabajo. La demanda por perfiles dinámicos y con experiencias en el exterior es cada vez mayor en un mundo tan globalizado. Esto se debe al valor conferido a las experiencias y aprendizajes que quien viaja – motivado por una oportunidad de trabajo, o no– adquiere en su jornada.

Así, cargar contigo una experiencia tan intensa como mudarte de ciudad por una oportunidad de empleo, a veces, puede pesar mucho más en tu currículum que varios años de experiencia en un único lugar.

3. Puede ser la única oportunidad de este tipo que recibas

Si bien no es poco común que una empresa reclute profesionales de ciudades diferentes a la de la sede, el número de oportunidades así es bajo en comparación con contrataciones locales. Por eso, así estés inseguro con respecto a la mudanza, ten en mente que oportunidades como esta no caen del cielo y puede ser que no aparezcan nuevamente.

4, No tiene que ser para siempre

Es común que estemos inseguros cuando tomamos decisiones importantes, pero siempre es bueno tener en cuenta que la mayor parte de ellas no es irreversible. La carrera que la persona escoge al salir del colegio no tiene que convertirse en su profesión de por vida, por ejemplo. ¿Cuántos no pasaron por varias carreras antes de encontrar algo que les gustara realmente?

De la misma forma, mudarse a otra ciudad por un empleo no significa que tengas que vivir en ella para siempre. El día de mañana, puedes estar volviendo a tu casa antigua con una experiencia profesional y personal todavía más rica y obteniendo una oportunidad todavía mejor.

Comments

comentarios

Share.