6 cosas que nunca debes decir en una negociación de sueldo

0

Supongamos que estás en el momento ideal para negociar tu sueldo – ya sea con tu jefe actual, o como parte del proceso de reclutamiento y selección en una nueva empresa. Invariablemente en cualquier negociación, habrán temas que queramos resaltar y otros que debamos omitir.

No importa cuantas veces hayas repasado lo que quieres decir a la hora de negociar un sueldo –siempre existe el riesgo de no seguir el camino ideal en el momento. En vez de entrar en pánico, lo mejor es prepararte a fondo. Josh Doody, autor del libro “Fearless Salary Negotiation” (Negociación de Sueldos Sin Miedo en español) tiene un consejo: “una negociación de sueldo es una colaboración, y un ingrediente clave para una colaboración exitosa es la buena comunicación”, dice Doody. “Es importante ser claro sobre lo que se quiere comunicar para evitar ambigüedades, lo que puede complicar las cosas y atrasar el proceso de negociación.”

En vez de compartir lo que hay que decir, te hacemos conocer los potenciales puntos peligrosos que deben ser evitados en el esfuerzo para conseguir el sueldo que te mereces.

Descubre 6 cosas que nunca debes decir en una negociación de sueldo:

  1. “Actualmente”

Una de las posibles preguntas durante una negociación se trata de tu sueldo actual. Resiste a la tentación de decir que “actualmente” ganas X. “Llamo eso la temida pregunta sobre un sueldo y es una trampa porque generalmente surge antes de un proceso de selección y la mayor parte de los candidatos no lo piensa como parte de una negociación salarial, aunque si lo sea”, dice Doody. Responder a esa pregunta con números explícitos puede dificultar una negociación posterior porque deja al candidato preso en una caja. Una vez que los candidatos divulgan su sueldo actual y su expectativa, la oferta difícilmente será mayor al valor actual.

  1. “Deseado”

Si es posible, no compartas tu sueldo actual o deseado. “Una manera de huir de los número es recurrir a las prestaciones como compensación”, dice Doody. “Si el plan de salud, bono u otros elementos del paquete de prestaciones no son interesantes, el candidato puede usar este motivo para pedir un sueldo mayor.”

  1. “Perdón”

De acuerdo con Doody, negociar un sueldo es incómodo y nuestra tendencia natural es intentar suavizar una conversación delicada. Pedir disculpas puede ser una señal para el reclutador de que tal vez estés dispuesto a retroceder y puede costarte caro. No te disculpes durante una negociación.

  1. “No” y otras palabras negativas

Durante una negociación salarial quieres continuar evolucionando y lo harás evitando palabras negativas y enfocándote en las positivas. En vez de “No, eso no funciona para mí” puedes decir “Me siento más cómodo de esta manera”. Las palabras negativas pueden construir muros alrededor de tu proceso de colaboración. Usar solamente palabras positivas puede ser difícil al principio pero puedes mejorar con un poco de práctica.

  1. “Más”

Aunque esta palabra te parezca natural por estar negociando para conseguir más, es también muy genérica para una negociación salarial. En vez de pedir más dinero o más beneficios, es tu momento de ser más específico. No dejes los valores en el aire. Antes que decir “¿Podrían aumentar el valor de mi remuneración?”, di “Mi expectativa salarial está en torno a X”.

  1. “Quiero” o “Necesito”

Finalmente, la palabra “quiero” o “necesito” puede finalizar una negociación. Profundiza una negociación con hechos, mostrando una situación. Puedes comenzar buscando en nuestro sitio el promedio salarial para tu cargo y saber cuánto el mercado está dispuesto a pagar. “Enfócate en las necesidades de la empresa y en cómo puedes ayudar a alcanzarlas para que el equipo vea fácilmente tu valor y trabaje para compensarte por eso.”

Este artículo fue inspirado en 9 Things to Never Say in a Salary Negotiation

Lee también: 10 sugerencias para conversar mejor

Comments

comentarios

Share.