7 consejos para dar una buena impresión en una entrevista de trabajo

0

¿La primera impresión es la que importa? Estudios de psicología han mostrado que eso es verdad en las relaciones interpersonales, ¡y también puede ocurrir con tu reclutador durante una entrevista de trabajo!

Aunque seas perfecto para la vacante, más allá de los requisitos básicos y la experiencia en el área, las oportunidades de ser contratado sin haber dejado una buena impresión son pocas, principalmente en un escenario en el que las empresas priorizan cómo combinan los candidatos con la compañía.

Así que, no basta con ser un buen profesional: también es necesario dejar una buena impresión de alguna forma. Para ayudarte, separamos algunas prácticas que pueden hacer que te veas como la persona ideal para esa vacante.

1. Ve más allá de lo que te preguntan: desarrolla los temas

Aunque la responsabilidad de mantener la conversaciones no sea tuya, es interesante explorar diferentes posibilidades dentro de la conversación, en caso de que sea pertinente para el contexto.

Sé concreto y muestra que sabes dialogar sobre diferentes asuntos. Utiliza la conversación a tu favor, serás capaz de probar puntos específicos que el reclutador está buscando. Por ejemplo, si el tema es un proyecto en el que trabajaste, continua discutiendo sobre tu experiencia profesional y comenta sobre otros acontecimientos interesantes en tu carrera.

Huye de responder sí o no: muestra que sabes de lo que estás hablando y da tu opinión sobre los temas que te pregunten. Solo recuerda tener cuidado de no caer en el problema opuesto y extenderte excesivamente. Prestar atención a las reacciones del entrevistador de ayudará a entender cuándo es hora de hablar y cuándo no.

2. Deja claro que conoces al contratante

Ir preparado para la entrevista hace toda la diferencia. Eso va a mostrar al reclutador que estás interesado en la vacante, además de abrir la posibilidad de nuevos temas, como lo mencionamos en el punto anterior.

Prueba que entiendes sobre el negocio de la empresa, su historia y el mercado en el que actúa. Puedes hacer preguntas o simplemente hacer conexiones pertinentes entre lo que están discutiendo y la compañía contratante.

Lo creas o no, existen muchos profesionistas que no van preparados para las entrevistas, lo que provoca la perdida de grandes oportunidades y correr el riesgo de cometer algún error. Para saber más sobre la empresa puedes consultar nuestra plataforma. Ahí encontrarás más de 50 mil contenidos sobre procesos de selección de decenas de miles de empresas en el país.

3. Demuestra que combinas con la empresa

Después de haber hecho una investigación sobre la empresa y entender sobre la importancia de “venderte” y explotar diferentes temas durante la conversación, demostrar como combinas con la vacante será un trabajo fácil.

Cuando un profesionista de Recursos Humanos comienza a preparar una contratación, uno de los procedimientos básicos es imaginar el perfil del profesional ideal para ese puesto. En esta etapa son considerados aspectos más técnicos, como la experiencia, empresas anteriores, educación, entre otros, pero tampoco se excluye el comportamiento.

El candidato ideal para la vacante, además de cumplir con los requisitos básicos, deberá combinar con su nueva empresa en términos culturales. Ya que la cultura es lo que guia el estilo de trabajo de ese lugar, el alineamiento debe existir para que el profesionista “se encuentre” dentro de la empresa y sea feliz trabajando ahí.

Por ejemplo, si la empresa tiene un esquema de home office u otro tipo de trabajo remoto, sería buena idea comentar cómo valoras esa práctica y la consideras importante con motivos específicos. Puede parecer que eso no hace la menor diferencia al final, pero son esas cosas las que notifican al reclutador una clara identificación con la empresa.

4. Ejemplifica tus cualidades

Los discursos vacíos no valen nada durante una entrevista de trabajo. Puedes decir que eres el profesionista más increíble en tu área, pero, ¿y que probará ese punto al reclutador?, ¿qué demuestra que eres el profesionista correcto para esa posición?

Probablemente preparas con anticipación las respuestas que darás en determinadas situaciones. ¿Qué tal si haces una lista mental de los resultados, éxitos y reconocimientos que consideres importantes incluir en la conversación?

5. Llega a tiempo

Llegar puntual (o un poco antes) es una cuestión de educación y responsabilidad. Ya que el asunto principal aquí es el de crear una imagen positiva para el reclutador, es necesario que respetes su agenda.

Si la entrevista es por video llamada, también vale la pena verificar previamente cómo está tu conexión y si el lugar en el que estás es adecuado para la conversación. La regla continúa en este caso: ¡ten todo listo en el horario acordado!

6. Acierta en el código de vestimenta

Es necesario estar atento para no llegar con ropa demasiado formal para una entrevista en una empresa donde todos usan bermudas y se visten casual. Ese tipo de información puede ser confusa al principio, pero cuando empieces a investigar sobre la compañía por internet, probablemente entenderás cuál es el tipo de ropa más adecuado.

Pero atención: aun habiendo descubierto que la empresa es muy relajada, ten el sentido común de no ir tan informal (por ejemplo, en sandalias) para el proceso de selección. En algunos casos, lo mejor es apostar por un termino medio.

7. Muestra simpatía al reclutador

Para causar una buena impresión durante el proceso de selección, tu forma de comunicarte debe ser simpática. Eso significa crear una conexión entre el reclutador y tú. ¿Conoces esa sensación de cuando acabamos de conocer una persona y tenemos la seguridad de que es agradable y confiable? Es ese tipo de sentimiento es el que se debe buscar.

Durante la conversación, intenta reunir las pistas que indiquen algo en común entre el reclutador y tú: eso te abrirá la oportunidad de comenzar un tema de conversación. Por ejemplo, puedes notar un acento diferente o descubrir algo que ambos admiran.

Tocar puntos en común puede crear una conexión casi inmediata, lo que hará que la conversación fluya naturalmente mientras creas una buena primera impresión.


¡Esperamos que te vaya bien en tus próximas entrevistas! Revisa nuestro blog para leer más sobre cómo conseguir el trabajo ideal, mejorar tus relaciones profesionales y manejar tu carrera.

Comments

comentarios

Share.