Cómo equilibrar el trabajo y la vida personal en fin de año

0

“Llegó Navidad, y ¿qué has hecho tú?”

¡Ah, el fin de año! Un periodo lleno de felicidad, espíritu navideño y nuevos propósitos, pero también de mucho movimiento en la oficina: ¿Quién está de vacaciones?, ¿qué se necesita entregar antes de que acabe el año?, ¿Cómo organizar el tiempo para terminar los informes y comprar todos los regalos?

Y la lista no para ahí.

Sin embargo, hay una forma de evitar el estrés y alcanzar un equilibrio entre las fiestas y actividades laborales. Aunque trabajes en la víspera de Año Nuevo o recibas un correo del jefe durante la cena de Navidad, puedes garantizar que este fin de año sea más tranquilo que los anteriores. ¡Revisa nuestros consejos!

1. Trabaja en casa, en lugar de descansar.

Ya sea participando en una junta por teléfono o terminando un proyecto mientras comes un pastel navideño, lo que cuenta es que estás trabajando. Además de eso, tu jefe estará más contento si estás dispuesto a hacer home office en lugar de pedir días libres, o inventar alguna excusa de última hora para no trabajar.

2. Cuando estés trabajando “en casa”, ve a algún lugar en donde consigas concentrarte.

Tal vez necesites concentrarte en el trabajo por lo menos unas 3 o 4 horas diarias, y con los niños corriendo puede ser una tarea difícil. Levántate temprano y ve a alguna cafetería con tu laptop y tus audífonos para aprovechar mejor tu tiempo. Es importante que el home office dé buenos resultados, y depende de ti encontrar un ambiente productivo y sin distracciones.

3. ¡Ejercítate!

El ejercicio físico reduce los niveles de hormonas del estrés en el cuerpo, como la adrenalina y el cortisol. También estimula la producción de endorfina en el cerebro, una sustancia natural con acción analgésica y responsable por el aumento de la sensación de bienestar. En pocas palabras, una buena rutina de ejercicio va a darte la energía extra que necesitas para lidiar con ese pariente molesto o con todos los mensajes de felices fiestas repetidos que recibirás por Whatsapp.

4. Compra los regalos por internet.

Podría parecer obvio, pero una buena idea para evitar largas filas y estacionamientos llenos es alejarte de las tiendas y centros comerciales. Los regalos comprados por internet van a dejar a tus amigos y familiares tan felices como si los hubieras comprado personalmente, y tu salud mental te lo agradecerá. Sólo no te olvides de comprar con anticipación para recibir los regalos a tiempo.

5. Define las prioridades con tu jefe.

Una parte importante para el equilibrio entre la vida personal y profesional es tener un plan bien definido y con expectativas claras. Por eso, reserva un espacio en tu agenda para pensar en la estrategia de fin de año junto a tu jefe. Hagan una lista de lo que realmente se necesita hacer y de lo que puede esperar hasta el año que viene. Así tendrás la seguridad de que te estás dedicando a las tareas correctas y no tendrás emergencias de última hora.

6. Crea una respuesta de correo automática

Di que no vas a revisar tus correos o que te tardarás en responder. Lo importante en ese caso es permitirte no estar disponible y quitarte la responsabilidad de estar pegado al celular o a la computadora. También puedes adoptar un enfoque personal a tu respuesta automática: habla sobre aprovechar el tiempo libre con la familia y sobre el viaje que pretendes hacer.

7. Establece límites en caso de que necesites trabajar en los días feriados.

Muchas personas necesitan trabajar durante las fiestas, hasta en Navidad. Si es posible, marca expectativas puntuales con tu jefe y tu familia. Sé claro sobre el horario en el que necesitarás salir del trabajo y avisa a los parientes en caso de que no llegues a tiempo para el tradicional intercambio. El secreto es ofrecer alternativas: una opción es invitar a la familia a tu casa para la cena de Navidad, en caso de que no puedas estar en la comida del día siguiente. ¡Siempre y cuando te esfuerces y demuestres compromiso con los dos lados, nadie quedará disgustado!

8. Di no.

Así de simple. Ya sea para tus compañeros de trabajo o para tus amigos y familiares, no dudes en rechazar más trabajo o más responsabilidades en este periodo. Es una postura responsable y podrás hacerlo de una forma simple y educada. Sólo tú sabes lo que el fin de año te exige y cuál es tu límite, entonces aprende a decir no.

Comments

comentarios

Compartir.