Cómo evitar que los problemas personales invadan el trabajo

0

Una relación en crisis, un problema de salud, las cuentas a pagar. Son muchos los conflictos que pueden estar en tu cabeza al punto de dificultar tu rendimiento en el trabajo. Somos humanos y pensar que podemos ir a la oficina totalmente libres de nuestros asuntos personales es una utopía. Sin embargo, hay distintas formas de abordar estos temas en el trabajo, ¿no es así?

La mejor manera de lidiar con una situación es admitir el conflicto y dar lo mejor para poder administrar tu vida personal y profesional. Para ayudarte, consultamos a varios asesores que nos brindaron consejos útiles para calmar la mente y prepararte para momentos difíciles.

Platica con tu jefe

Puede ser que el problema llegue al punto de afectar tu desempeño en el trabajo. Por eso, es importante que tu jefe sepa por lo que estás pasando para que no piense que estás perdiendo el interés en tu trabajo. “Muchas veces, una situación que te parece complicada es más sencilla para tu gestor y puede ayudarte a resolver esa cuestión con mayor facilidad”, afirma Sulivan França, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Coaching.

Desahógate con tus compañeros

Busca quienes sean más próximos y con los que tengas confianza, ya que será muy importante que tu equipo te ayuda en caso de que tu productividad caiga y tengas que ausentarte. Además, puede ocurrir que tengan consejos útiles para ayudarte a salir en ese momento.


No entres en demasiados detalles. Al dar menos detalles, quedarás menos expuesto a las opiniones de los demás. Ciertos problemas requieren de delicadeza por el estigma que pueden generar, por ejemplo, el ámbito legal. “Además, no todos los colegas tienen la ética suficiente como para no usar esa información en tu contra”, alerta la coach de carrera Ana Lisboa.

Sé sensato

En la ansiedad de querer desahogarse, muchas personas terminan dificultando el trabajo de sus colegas y superiores al ocuparlos con sus problemas. Intenta conversar fuera del horario de trabajo, ya sea en la hora del almuerzo o en un happy hour y recuerda que todos tienen sus propios momentos difíciles. Si necesitas conversar sobre asuntos personales en el ambiente corporativo, hazlo a puertas cerradas, mantén un tono bajo y asegúrate de ser discreto.

Búscate un hobby antes del horario de trabajo

Una buena manera de dejar los problemas en casa es no ir directamente al trabajo. Pensá en salir a correr, hacer un curso de idiomas, practicar yoga o cualquier otra actividad que sea capaz de vaciar tu mente para que llegues renovado a la empresa. Pedí días libres, si la cultura de la empresa te lo permite, tienes una buena relación con tu superior y tu trabajo está al día, ¿por qué no pedir unos días para atender el tema? Platica con tu jefe, puedes negociar una manera de reponer el tiempo que te vayas a ausentar, si así lo prefiere.

Sé agradecido

Después de resolver tus problemas, recuerda agradecer el apoyo de todos los compañeros de trabajo que te ayudaron, así sea con palabras o con una pequeña tarjeta de agradecimiento.

Lee también: la importancia de socializar en el trabajo

Comments

comentarios

Compartir.