Cómo impedir que tus redes sociales afecten tu productividad

0

¿Cómo te puedes concentrar en el trabajo si hay perfiles que ver, comentarios que hacer y publicaciones de amigos que leer? No eres la única persona que te distraes durante tu trabajo con las redes sociales. Ellas te ayudan a estar cerca de tus amigos y de conocer de lo que se habla en internet, pero todos esos beneficios pueden distraerte en tu día a día y hacer que pierdas la concentración en el trabajo. Por eso te proponemos a continuación pequeñas soluciones para que tus redes sociales no absorban tu productividad.

1. Cambia tus configuraciones

Revisar tu timeline de vez en cuando es bueno para mantenerte informado y hasta puede aliviar la tensión del día, la frecuencia con la que lo haces es lo que te puede afectar. Cada que entras a esas páginas o aplicaciones, exige preciosos minutos de tu día para que consigas concentrarte nuevamente en tus actividades de trabajo.

¿Ya viste que, muchas veces, lo que te recuerda revisar tus redes sociales son las notificaciones que recibes? Una buena solución para disminuir el impacto en tu productividad es bloquear durante el trabajo las notificaciones de algunas aplicaciones.

Te sugerimos que solo mantengas aquellos canales que usas generalmente para trabajar o por los cuales alguien se pueda comunicar contigo en caso de una emergencia. Así garantizas que no exista ningún sonido o notificación que te hará perder la concentración, y también podrás estar tranquilo sabiendo que, en caso de una emergencia, las personas conseguirán encontrarte.

2. Controla tu tiempo online

Nadie planea pasar horas en las redes sociales: generalmente todo comienza revisándolas un par de minutos. La buena noticia es que existen aplicaciones que permiten determinar el tiempo ideal de uso para tus redes sociales. Una app como esa puede monitorear cuánto tiempo pierdes conectado y puede bloquear tu acceso si excedes del limite que escogiste.

Por ejemplo, para los que tienen iPhone, iOS 12 tiene una herramienta de “Tiempo de Uso”, que permite establecer el límite diario para el uso de cada tipo de aplicación y también muestra un análisis semanal de cuánto tiempo gastas en ellas.

3. Haz una desintoxicación

Puede ser que no necesites herramientas para controlar tus hábitos online, sino simplemente necesites acostumbrarte a la idea de tener redes sociales para distraerte y aun así mantener la concentración.

Te sugerimos que hagas una pequeña desintoxicación para que aprendas a estar sin redes sociales por algunos días. Después de un tiempo, verás que puedes vivir bien sin entrar a cada momento, aprendiendo que existen horas en las que te debes concentrar.

Comments

comentarios

Compartir.