Cómo rechazar una oferta de trabajo

0

¿Recibiste una propuesta de trabajo y no sabes cómo rechazarla? Es normal que te sientas incómodo al decir que “no” en una situación como esa. Aunque la oferta no sea tan favorable para tu momento de carrera, es importante saber manejar esa situación para no cerrar la puerta a futuras oportunidades.

Además de eso, es necesario tener cuidado para no perder un contacto valioso. Recuerda que las empresas están hechas de personas que conocen a otras personas, y puedes encontrarte al reclutador que le dijiste que no, o a alguien que lo conozca, nuevamente en el mercado.

Revisa nuestros consejos para garantizar una buena impresión durante (y después) de rechazar una vacante:

1. No tardes en comunicar tu decisión a la empresa

Aceptar o no una oferta de trabajo es una decisión que debe ser tomada con calma y cuidado, y no de forma apresurada. Pero, en cuanto te hayas decidido, comunícalo a la brevedad a la empresa. Así podrán seguir adelante con otros candidatos y tú no serás recordado como la persona que les hizo perder tiempo valioso.

2. Busca una conversación clara

Intenta conversar con la persona por voz, ya sea en una plática presencial tomando un café o en una llamada telefónica. Aunque sea posible decir “no” por correo, escribir para comunicar cosas delicadas como esa puede generar malos entendidos. Por ejemplo, puede ser que un reclutador, incómodo por tu rechazo, encuentre que tu tono en el mensaje fuera grosero. Aunque no tengas el teléfono de la persona que te quiere contratar, vale la pena pedir su número para tener una conversación más clara y sin malos entendidos.

3. Explica tus motivos (sin especificar demasiado)

Recuerda que un proceso de selección no solamente es estresante para el candidato: existe todo un trabajo de empresa para seleccionar perfiles, conversar con varias personas y aplicar pruebas durante semanas o meses. Para disminuir la frustración del reclutador, te sugerimos que dejes claro en la plática los motivos por los cuales estás rechazando la oferta. Esa es una buena oportunidad para dar un feedback a la empresa, tanto para lo que te está ofreciendo y para el proceso de selección.

Por ejemplo, si decides aceptar otra propuesta más competitiva, cuéntales por qué escogiste ir a otro lugar. ¿Fue el salario?, ¿oportunidades de crecimiento?, ¿incompatibilidad con la forma de trabajo? Expon eso al reclutador. Recuerda que en conversaciones como esas puedes recibir una contrapropuesta que puede cambiar todo el juego.

Solo ten cuidado de no decir nada grosero u ofensivo a la empresa. Decir algo como “¡Ustedes pagan muy poco!” O “No me gustó el ambiente de trabajo” no deja nada bueno.

4. Agradece y ofrece mantener el contacto

Por eso, agradece de forma sincera por la oportunidad, destaca puntos positivos de la empresa y muéstrate dispuesto de mantener el contacto, y abierto a futuras propuestas.


¿Te gustó? Dale like a nuestra página de Facebook para no te pierdas ninguna de las actualizaciones de nuestro blog. Aquí encontrarás contenido que te ayudará a crecer profesionalmente, encontrar el trabajo ideal y a amar los lunes.

Comments

comentarios

Compartir.