4 señales de que estás saboteando tus oportunidades de conseguir un empleo

0

Saber comunicarte con los reclutadores no se logra de la noche a la mañana. Por un lado quieres mostrarte entusiasmado. Por el otro, no quieres parecer desesperado. El proceso de búsqueda de empleo puede ser difícil y nadie quiere estar esperando mucho tiempo.

El reclutador es la persona que puede decirte si fuiste considerado para un puesto, o si obtuviste el empleo, y es normal que te sientas tentado a entrar en contacto. Existen las oportunidades adecuadas para pedir retroalimentación, pero la línea que separa una situación conveniente de una incómoda es muy delgada, por lo que debes tener cuidado.

A continuación, listamos 4 señales de que estás saboteando tus oportunidades de obtener un empleo:

1- Enviaste 2 e-mails seguidos y no obtuviste ninguna respuesta

Si ya fuiste entrevistado o ya entraste en contacto con el personal de RRHH no te pongas ansioso si no recibes una respuesta inmediata. Los procesos selectivos suelen involucrar personas fuera del equipo de RRHH y puede llevar su tiempo. Esta complejidad es una de las razones por la que quizás no recibas una respuesta rápida en el proceso de selección.

8 palabras que deberías evitar en tu currículum

2- El plazo es hasta el viernes pero crees que debes buscarlos el miércoles

Puedes pensar que estás siendo proactivo pero créelo: entrar en contacto antes de tiempo no da una buena impresión. Para no correr el riesgo de mostrarte desesperado, envía un e-mail   dos días después de la fecha acordada con el personal de RRHH. Existen imprevistos, mantén la calma si la respuesta no llega el mismo día que quedaron.

4 cosas que debes hacer antes de acudir a una entrevista

3- Te vuelves a postular a un trabajo que no conseguiste

Tal vez pienses que estuviste a nada de obtener el puesto, o quieres mostrarte entusiasmado en ser parte del equipo. Cualquiera que sea el motivo, cuando un candidato recibe una respuesta negativa, no tiene sentido postularse nuevamente para el mismo trabajo. Si no obtuviste el puesto que querías, lo ideal es pedir retroalimentación para entender las razones. Por ejemplo, quizás te sugieran desarrollar ciertas competencias antes de volver a postularte a ese puesto, o a otro similar en la misma empresa.  

¿Cómo saber si diste una buena impresión en tu entrevista de trabajo?

4- Entraste en contacto por diversos medios

Llamar, enviar un e-mail y también un mensaje por redes sociales es la receta para un desastre. Entrar en contacto con un reclutador de manera impulsiva, o fuera de contexto, puede realmente disminuir tus oportunidades de presentarte como el candidato ideal.

Este artículo fue inspirado en 5 Signs You’re Nagging a Recruiter & Sabotaging Your Chances for a Job de  Glassdoor, grupo del cual Love Mondays es parte.

Comments

comentarios

Compartir.